sábado, 28 de abril de 2007

Historia del Liceo de Aplicación

Entre tres siglos... Más que una historia
El doctor Schneider, contratado para dictar las cátedras de Filosofía y Pedagogíaen el Instituto Pedagógico, deseaba que "el aspirante al profesorado debía ponerse en contacto directo con la realidad en que ejercía el magisterio, y nada mejor para ello, que hiciera su práctica en un establecimiento donde se controlara totalmente la realización de la clase de acuerdo con los métodos científicos modernos". Para cumplir este objetivo, nada mejor que crear un Liceode Aplicación anexo al Instituto Pedagógico. La idea fue apoyada entusiastamente por el Doctor Federico Johow, entonces Director de ese plantel.

Por fin, en sesión del 14 de diciembre de 1891 el Consejo de Instrucción Pública aprobó la iniciación de un curso de aplicación práctica, anexo al Instituto Pedagógico. Recién el 14 de julio de1893, el Presidente de la República, Jorge Montt y el ministro de instrucción pública, Joaquín Rodríguez Rosas, dictaron el Decreto Supremo Nº 1554, declarando que "Elcurso de aplicación anexo al InstitutoPedagógico, es un Liceo de segunda clase".
Primeros pasos
El 28 de marzo de1892 comenzó a funcionar el único curso, un tercer año de preparatorias. Tenía 16 alumnos cuidadosamente seleccionados,y para su funcionamiento se habilitó el salón de la casade calle Manuel Rodríguez Nº 54, que era arrendada por el Fisco para proporcionar habitación a los profesores alemanes solteros contratados para el Pedagógico. En aquella pieza de 6 metros de largo por 4.50 de ancho se dictaron las primeras clases del que es hoy uno de los más importantes liceos de nuestro país. Su primer profesor rentado fue don José Melo Burgos, quien secundaría al Sr. Schneider en las labores inspectivas, y se haría cargo de las clases de dibujo, canto y gimnasia, asignaturas que no existían en el Pedagógico; y más tarde las de matemática y la inspectoría General. En 1893 fueron muchos los que solicitaron matrícula para sus hijos y hubo de rechazarse gran cantidad de candidatos. Se mantuvo la preparatoriay se creó el primer año de humanidades que contó con 23 alumnos. El Ministro, don Domingo Amunátegui, defensor del Liceo, decide la reforma de éste, logrando la dictación del Decreto Supremo Nº 1554, de 1893, al que ya se ha hecho referencia. El doctor Schneider fue nombrado Rector del Liceo. Ese mismo año fueron contratados dos maestros recién recibidos: Julio Montebuenoy Leonidas Banderas Le Brum, que prestigiaron mas la enseñanza que se daba en el Liceo de Aplicación. El traslado del Pedagógico en 1894 al local que ocupara durante más de medio siglo en Alameda esquina de San Miguel - actual RicardoCumming- contribuyó en mucho al progreso del Liceo. Se arrendó además un sitio contiguo, donde había una tosca construcción: una barraca que fue habilitada como patio cubierto y gimnasio. Empezó a funcionar un medio pupilaje particular para alumnos del liceo dirigidopor el profesor Ernesto Schwen. En 1895 el liceo contabaya con tres cursos de preparatorias y tres de humanidades. Por DecretoSupremo Nº 2731 del 28 de diciembre de 1895, firmado por el presidenteJorge Montt y su ministro Jorge Toro, se lo clasificó como liceode primera clase, pudiendo crear cursos superiores de humanidades, lo que hizo efectivo en 1898, año en que su matrícula general entre primera preparatoria a primer año de humanidades alcanzóa 456 alumnos. El desarrollo del liceohabía hecho necesario arrendar el edificio y sitio contiguos alInstituto Pedagógico. En la nueva casa se establecieron nuevassalas y en el sitio, campos de juego. El sitio en cuestiónfue comprado en 1902, pero debido a la falta de fondos se postergóla construcción de un nuevo local, siendo Rector don GuillermoMann, hasta que en 1908 se inició la del edificio de San MiguelNº 21, que se inauguró a mediados de 1910. Pero de inmediatose notaron algunas deficiencias como lo estrecho del gimnasio y su cercaníaa las salas de clases. En el nuevo local se instalaron los cursos superioresy las salas de dibujo y ciencias naturales. Los cursos inferiorestuvieron que continuar su funcionamiento en la forma defectuosa de antes,hasta que en 1914 se terminó el nuevo cuerpo del edificio, ubicándoselos cursos inferiores, mientras duró su construcción, enla casa de Alameda 2577, que fue arrendada para este efecto. En el siglo XX, junio de 1986, laadministración del Liceo fue traspasada a la Ilustre Municipalidadde Santiago, pasando a denominarse "Liceo A Nº 9 de Aplicación"Rector Jorge Enrique Schneider.
Influencias.
Gran número de Personalidades influyeron en la creación del Liceo de Aplicación. Unos en forma directa y otros en forma indirecta. Entre todos contribuyeron a impulsar la renovación de la enseñanza de fines del siglo XIX. Sólo se nombra a aquellos que lo hicieron en forma directa. En lugar de preferencia cabe nombrar al doctor Shneider, inspiración de su creación e incansable forjador y primer Rector. en segundo lugar hay que mencionar al doctor Federico Johow, Director del Pedagógico. No hay que olvidar al Presidente de la República don Jorge Montt y al ministro de instrucción Pública don Joaquín Rodríguez Rosas, como también el nuevo Director del Instituto Pedagógico don Diego Amunátegui Solar.

2 comentarios:

David Mora dijo...

Queridos compañeros canarios les hago una invitacion a visitar mi blog este es http://davidmorapucv.blogspot.com un abrazo y un fuerte y fraternal hurra muchachos..

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Buen resumen de la historia de nuestro querido liceo.